Teléfono de atención al cliente (+34) 988 23 05 45

ÑOQUIS DE HARINA DE CASTAÑA, CON SETAS, CALABAZA Y NUECES

HARINA DE CASTAÑA

La harina de castañas es muy utilizada en el norte de Italia, para hacer platos tradicionales, dulces y salados.

Es una opción muy buena para los que quieren evitar el gluten, tiene un sabor peculiar y muy dulce, perfecto para estos ñoquis. Esta harina tiene un alto contenido en potasio, y es una buena fuente de otros minerales cómo el magnesio, magnesio, zinc, hierro, fósforo y calcio. También es rica en hidratos de carbono, fundamentalmente en forma de almidón y fibra. Gracias a sus carbohidratos complejos, el cuerpo absorberá lentamente los nutrientes, manteniendo así los niveles de azúcar y creando un nivel de saciedad.

Ingredientes:

800 g de patatas

100 g de harina de castañas (aprox) + 30 g para trabajar

2 cucharadas de semillas de lino molidas y remojadas en agua (ó 1 huevo)

1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

1 buena pizca de sal

Ingredientes para la salsa de setas y calabaza

400 g setas variadas (lo ideal es que haya algún boletus)

250 g calabaza

1 trozo de puerro

1 diente de ajo

Perejil fresco

Sal y pimienta negra

Ingredientes para la salsa de nueces

200 g nueces

1 vaso de leche de arroz

½ vaso de AOVE

3 hojas de salvia fresca

½ diente de ajo

Elaboración:

Antes de nada llenar una olla de agua y poner las patatas a hervir, durante unos 15‐20 minutos, dependiendo del tamaño de las patatas. Mientras tanto poner en remojo las 2 cucharadas de semillas de lino molidas en unas 4 cucharadas de agua. En unos minutos se convertirá en una especie de gel pegajoso. Si la mezcla se reseca mucho le añadiremos más agua.

Limpia las setas y la calabaza.

Cuando las patatas estén hechas, pelarlas, ponerlas en un bol y aplastarlas bien con un tenedor. Añadir al bol el resto de los ingredientes. Añadir la harina poco a poco, y mezclar todo con un tenedor, y luego con las manos. La cantidad de harina debe ser justo la que las patatas absorban, de manera que la masa no sea dura pero se pueda manejar fácilmente.

Si la masa es demasiado blanda y no conseguimos trabajarla bien, podemos añadir un poco más de harina. Cortamos un pedazo de masa, espolvoreamos con más harina y formamos un cordón con las manos (1‐2 cm de espesor), en una tabla de madera. Cortamos el cordón, en trocitos de masa de aproximadamente 3 cm cada uno. Los ponemos en una bandeja, siempre espolvoreando con más harina.

En una sartén, preparamos un sofrito con el puerro cortado fino, el ajo, y el perejil, donde añadiremos primero la calabaza cortada en trocitos, y luego las setas. Dejamos sofreír durante unos minutos y luego agregamos sal y pimienta.

Ahora ponemos una olla grande con agua a hervir y, mientras tanto, preparamos la salsa de nueces. Sólo hay que echar todos los ingredientes a Batidora y batir. La salsa de nueces nos va a servir para dar un toque cremoso, como alternativa también se podrían utilizar las nueces simplemente trituradas para espolvorear los ñoquis al final.

Cuando el agua esté hirviendo, añadiremos la sal y echaremos los ñoquis. Esperaremos justo el tiempo suficiente para que los ñoquis vuelvan a subir a la superficie (unos tres minutos desde cuando el agua vuelva a hervir). Sacamos los ñoquis gradualmente con una espumadera, cogiendo los que vayan subiendo a la superficie, y los vamos echando a la sartén con las setas y la calabaza. Ahora podemos añadir unas cucharadas de salsa de nueces y también un par de cucharadas de agua de cocción de los ñoquis, si hace falta, para que la salsa de nueces se mezcle bien con el resto, y al final más perejil picado fresco.

¡Servir y comer inmediatamente!

Receta obtenida de conasi.eu

Comparte esta receta