Teléfono de atención al cliente (+34) 988 23 05 45

MACARONS DE CASTAÑAS

MARRON GLACÉ

Compartimos esta receta que nos parece simplemente maravillosa y original con la intención de que os guste (de https://recetasbendicionesdulces.blogspot.com)

Los Macarons son un tipo de combinación entre gallete y merengue con almendras molidas y rellenos. Los podemos encontrar en variedad de colores, sabores y ahora hasta figurillas. Los tradicionales son pequeños y redondos, son deliciosos y tienen su truquito.

INGREDIENTES:

120 gramos de azúcar

50 ml de agua

3 claras de huevo

55 gramos de harina de castañas

100 gramos de azúcar glas

2 cucharadas de cocoa sin endulzar

crema de marron glacé

crema de avellanas

PROCEDIMIENTO:

Comenzamos realizando el almíbar colocando los 120 gramos de azúcar con los 50 ml de agua en un cazo a fuego bajo y SIN mover hasta que alcance una temperatura de 120°C.

Realizamos el merengue italiano batiendo las claras a punto de nieve (bien firmes) y agregándole el almíbar en forma de hilo sin dejar de batir hasta que se enfríe.

Mezclamos el azúcar glas con la cocoa y el harina de castañas (o castañas trituradas)

Tamizamos los ingredientes secos sobre el merengue italiano y mezclamos con una espátula de goma y con movimientos envolventes hasta que quede una consistencia suave pero no demasiado líquida, la consistencia perfecta es cuando está a «punto de listón», cuando al levantar la espátula cae como si fuese un listón, un poco gruesa pero que a los pocos segundos desaparece la marca en el resto de la mezcla. Deben tamizarse estos ingredientes para que no queden grumos en la mezcla.

Con la ayuda de una manga pastelera vertimos la mezcla en cada marca y dejamos secar el tiempo que sea necesario, que al tocar suavemente cada macaron no se pegue en los dedos. El tiempo varía de acuerdo a la temperatura y humedad del ambiente.

Introducimos al horno, el tapete sobre una bandeja de hornear y horneamos a 150°C por aproximadamente 15 minutos, hasta que veamos que se formó el pie del macaron (la parte rugosa en la base de cada uno) y hayan perdido el brillo superior. No debemos excedernos en el horneado para que no queden secos y huecos por dentro.

Lo ideal es dejarlos reposar en un recipiente hermético toda la noche para que tengan mejor consistencia y sabor.

Luego elegimos parejas y procedemos a rellenar, como la consistencia de la crema de castañas era suave lo hice con una cucharita pero si es más densa puedes utilizar una manga e incluso agregarle trocitos de frutos en el centro.

Unimos cada par de macs y disfrutamos 😉

Son tan deliciosos que se terminan en un instante y el experimento de hacerlos con castañas tiene resultados satisfactorios. A todos les encantaron 😉

Anímate a prepararlos, al menos una vez para probar estas delicias que hechas en casa saben mejor 🙂

https://recetasbendicionesdulces.blogspot.com

Comparte esta receta