Teléfono de atención al cliente (+34) 988 23 05 45

Caldo gallego

Ingredientes para 8 comensales:

– Carne de cerdo salada (lacón, cabeza, oreja, rabo, costilla, al gusto)
– Un trozo de jarrete de ternera
– Un trozo de gallina
– Chorizos
– Unto
– Habas (alubias)
– Patatas
– 2 latas de 1 kg. de grelos de Galicia cocidos al natural
– Aceite
– Pimentón

Modo de preparacion:

El día anterior dejar las carnes del cerdo a remojar. En otra cazuela poner también a remojo las habas, en agua fría y sin sal. Si es casero, artesanal, se desala el lacón durante dos días.

Poner las habas remojadas en una cazuela de buen tamaño, con abundante agua fría. Colocar al fuego y dejar cocer. Cuando las habas lleven unos minutos cociendo, agregar todas las carnes, así como el unto y cocer hasta que cada una de las carnes esté tierna, momento en que se retira de la cazuela y se reserva. El unto debe continuar en la cazuela hasta el final.
Una vez que todas las carnes estén cocidas se agregan las patatas, abundantes y cortadas como para tortilla. Se ponen también los chorizos. Unos minutos después de volver a levantarse el hervor, añadir la verdura.

Cuando la verdura está casi cocida se prepara el rustrido, friendo el unto en algo de aceite, machacándolo con un tenedor para que suelte todo su sabor. Después el unto se desecha y se retira la sartén del fuego. Una vez que el aceite se haya templado algo se agrega un poco de pimentón dulce o picante (al gusto) se remueve y se vierte el rustrido sobre el caldo, removiendo bien y dejando cocer unos minutos antes de servirlo.

El caldo gallego se basa esencialmente en la cocción de algunas carnes, que se reservarán para el segundo plato o para otros usos, junto con habas (alubias), patatas y verdura, en la que puede haber muchas variaciones. No falta tampoco el unto, grasa que envuelve los intestinos del cerdo, salada y curada.

Otros caldos gallegos son los de calabazote o melón (calabaza) y el de castañas, que seguramente será el más antiguo de todos, puesto que cuando las patatas llegaron de América, las castañas eran parte fundamental del sustento de los gallegos.

Comparte esta receta



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 1 =